Bijouterie


Cuando nos vestimos todas las mañanas no nos puede faltar nuestra bijouterie. Cada accesorio que tenemos en nuestro alhajero es un conjunto de piezas seleccionadas una a una, en cada momento especial a lo largo de la vida.

Cada collar, cada aro, cada pulsera, y cada prendedor, han sido seleccionados cuidadosamente para lograr cerrar un perfecto conjunto de atuendos en armonía con nuestra personalidad y nuestro gusto. La bijouterie nos acompaña en cada salida, sea de día o de noche, a la intemperie o en interiores. No nos pueden faltar nuestros accesorios favoritos, como por ejemplo, collares, gargantillas, brazaletes, aros.

En el caso que querramos combinar la “bijoux” con piedras, no nos viene mal saber acerca de las propiedades que se atribuyen a cada una de estas. Por ejemplo, se acostumbra decir que la malaquita es buena para los comerciantes y para todas las actividades que tienen que ver con la comunicación humana, o también se dice de la turmalina negra que tiene la propiedad de absorber la tensión negativa que pudiera haber en el entorno.

Durante el día, acompañan muy bien los aros con plumas, piedras livianas, maderas, y maderas combinadas con metales. Durante los eventos nocturnos, preferiremos los brillos del strass para realzar el oro, la plata, e incluso el acero quirúrgico, un fabuloso nuevo material con novedosos diseños de bijouterie de todo tipo de figuras: geométricas, animales, abstractos y psicodélicos.

Hay que tener en cuenta que la “biyú” debe combinar perfectamente con lo que tengamos puesto. De esta forma el impacto logrado será completo. Un simple vestido negro con la bisuterí adecuada se convertirá en algo más que un vestido y completará la imagen de manera elocuente.

La bijouterie no puede ser una eleccion al azar. Cada pieza deberá ser seleccionada para cada ocasión en especial porque esa bijou deberá ser engamada con el color y tipo de prenda que luciremos en ese momento, y qué tipo de accesorio (cartera, calzado, cinturón y todos los objetos sobresalientes del conjunto).

No hay comentarios.

Deja un comentario